Para los más pequeños

Para los más pequeños

El consejo de hoy va para “los más peques” de la casa.

Hay situaciones que sin daros cuenta, podéis asustar o molestar a vuestro perro o a otros. Si os aprendéis estas reglas, y las cumplís, seguro los perros os van a querer más y nunca van a asustaros, además debéis entrenar el vigilar al resto de vuestra familia para que tampoco lo hagan. Porque queréis a vuestro peludo, porque queréis a todos los perros y porque sabéis ser mejor entrenador de perros que los mayores. Estas son las normas, a ESTUDIAR!!!!

  • Cuando un perro está comiendo, podéis estar cerca, pero no vayáis hacia su comedero, ni intentéis cogerlo. Si está descansando, no le molestéis, ni le acaricies. Déjale descansar tranquilo, es su rato.
  • Cuando un perro está solo atado a una cadena o correa no te acerques, si lo haces ve acompañado de una persona mayor.
  • No grites, ni saltes ni corras cuando hay un perro cerca, tampoco hagas movimientos rápidos con los brazos. Eso podría ponerle nervioso o asustarle.
  • Aunque el perro sea pequeño, no le cojas en brazos, no es una muñeca ni un juguete.
  • Cuando le acaricies, hazlo despacio y suavemente, siempre después de pedir permiso para hacerlo, es muy fácil, hazlo como te gustaría que te acaricien a ti. (Seguro que no te gusta que te estrujen, que te achuchen, que se te tiren encima….
  • Cuando un perro salta sobre ti para pedirte caricias, dale la espalda o siéntate en una silla para hacer otra cosa, él entenderá como ser más educado si lo haces siempre así.
  • Nunca regañes, asustes ni golpees a ningún perro, aunque creas que se ha portado mal. Le puedes enseñar de otra forma, como dejándole de hablar porque no ha sido bueno.
  • Cuando quieras dar premios a un perro, no vayas hacia él con el premio si se retira hacia atrás podrías dejar caer los premios al suelo, de tres en tres y ver como los encuentra.
  • Cuando un perro corre hacia un juguete, o está mordiendo uno, no intentes cogérselo, quédate quieto hasta que él venga hacia ti y lo deje en el suelo. Si no lo hace, déjale tranquilo, deja para otro rato jugar con él.
  • Si dos perros se están oliendo, o saludando, no les toques ni te pongas en medio, hazte hacia un lado y solo mírales. Tampoco les hables, porque están conversando ellos dos.

 Santi Jaime Vidal

Asociación Canina PASEOS